/1º-de-mayo-20170001jpg 

1º de Mayo 2017

 

PARA CAMBIAR EL SINDICALISMO

 

En los últimos años, mucho se ha hablado del bipartidismo. Cierto es que el régimen actual lo conforman fundamente dos partidos políticos con dos cabezas de un mismo cuerpo, ahora son tres PP-PSOE y el pintado CIUDADANOS. Pero lo mismo ocurre en el terreno sindical, son dos organizaciones sindicales CC.OO. y U.G.T. las que cuentan con todos los beneplácitos y medios económicos, propagandísticos, con el arrope de los medios de comunicación y de todas las instituciones del estado, para ser hegemónicos en lo que se refiere a la representación institucional de los trabajadores.

 

Pero a la Clase Trabajadora de nada le ha servido esa representación, a quien si les ha servido es a los empresarios, representados por la patronal CEOE. La eventualidad es la tónica general en la contratación, los salarios no dan para vivir, el desempleo se ceba con la juventud (más del 50%), trabajadores mayores de 50 años expulsados de lo que ellos llaman “mercado laboral” y abocados a pasar miserias el resto de sus vidas. Los sectores donde trabajan mayoritariamente las mujeres están más de un 30% por debajo en salarios que los que trabajan los hombres. El 50% de la juventud sigue en desempleo, sin futuro. La negociación colectiva es la que implantan las empresas y las administraciones. El trabajador ya no tiene derecho ni a ponerse enfermo, en muchas empresas ni de asistir al médico, la inspección médica y las mutuas están dando de alta a trabajadores enfermos tanto por enfermedad común como por accidentes de trabajo. El terror patronal se ha implantado en el mundo laboral, el que exige los más mínimos derechos como que le paguen lo que viene en nómina es despedido impunemente. Los juzgados de lo social dan sentencias en años y ¡ vaya si aplican la legislación vigente y más! Las inspecciones de trabajo se ríen de las denuncias. Nadie actúa ante los delitos en contra de la Seguridad Social ante los grandes fraudes de no dar de alta a los trabajadores. En definitiva el trabajador esta VENDIDO. Antes muchos liberados sindicales los pagaban las administraciones, ahora se amplía el mercado y los pagan las propias empresas.

 

Ante todo esto CC.OO. y U.G.T. ¿qué hacen? ¡Cursos!. Evitar las movilizaciones, no informar de nada a los trabajadores y firmar convenios por arriba salvaguardando los intereses de los empresarios. Incluso como este año dar el apoyo implícito a los Presupuestos Generales del Estado que destruyen empleo público. Antes, los convenios colectivos estatales los firmaba el ministro franquista SOLIS, por decreto. Ahora los mismos decretos los firman CC.OO. y U.G.T. Nadie habla del BISINDICALISMO, es un tema tabú. Ya es una vergüenza que los partidos de izquierdas con representación parlamentaria den el respaldo a estos Sindicatos. Pero ellos no se conforman con esto el propio P.P. tiene una representación relevante en sus congresos.

 

 

Junto a esto, tenemos un retroceso importante en lo que algunos llaman “estado del bienestar” y otros llamamos “pasa las penas como puedas”. La sanidad en claro deterioro y cada día con menos medios, el gasto farmacéutico ya lo tienen que asumir necesariamente los trabajadores y los pensionistas, un simple resfriado a cualquiera ya le vale un mínimo de 20 euros, la enseñanza cada vez más cara para que no puedan estudiar carreras universitarias nada más que los hijos de los ricos, los servicios municipales cada día más enajenados o privatizados y dispuestos al beneficio de los especuladores como las empresas del grupo de Florentino Pérez, deslocalizando el valor añadido de esos servicios y sacando el rendimiento de los impuestos a otras localidades a través de sus multinacionales. La subida de la factura de luz, el aumento de los precios del combustible. El aumento de la edad de jubilación y de los requisitos para llegar a ella, así como el empobrecimiento de las pensiones. Por cierto lo de las pensiones firmado por CC.OO. y U.G.T. (Ley 27/2011).

 

C.T.A.-F.S.C. defiende otro tipo de Sindicalismo. No el alternativo ni de pantallazo (también vendido). Defiende un Sindicalismo que NO SE VENDA. Un SINDICALISMO DE CLASE. Y ello empieza por los propios trabajadores que tenemos que tener un sentido colectivo y no individualista ni personal en la defensa de los intereses de los trabajadores. Después pasa a los representantes de los trabajadores en las  empresas,



que tienen el honor y la responsabilidad de representar los intereses de los trabajadores frente a los del empresario, dejando sus intereses propios atrás. Y después están los dirigentes sindicales que para que el nombre les valga deben de tener una visión global de la problemática y la política que les afecta a los trabajadores y deben de tener ganas y capacidad de sufrimiento para intentar cambiar el País y de quitar de en medio las políticas capitalistas.

 

Varias ideas creemos que tienen que estar presentes en la cultura de los trabajadores. La primera NO TENER MIEDO A ESTAR ORGANIZADO (a afiliarse). Parece que el franquismo dejó la idea que el que está en una organización sindical pierde su independencia, está manipulado y mal visto. Eso es una idea franquista. Los trabajadores tenemos que estar organizados, más que los patronos y ellos si que lo están. Y el Sindicato lo tenemos que mantener los trabajadores, no el estado a través de los cursos, de las subvenciones, de los ERES y de corruptelas. Quién paga manda y si nosotros queremos hacer una organización donde mandemos los trabajadores tenemos que pagar el sindicato a través de nuestra afiliación y no basta con eso, si no que tenemos que organizarnos.

 

La LUCHA DE CLASES, ahora parece que los pobrecitos son los patronos. Dicen cosas como:… “ lo que ese hombre ha conseguido en la vida”…. Mentira a base de explotar a otros hombres y mujeres. Ellos tienen unos intereses: el beneficio personal, y nosotros tenemos otros, el cuidar y abastecer las necesidades de nuestras familias, nuestros hijos, y las nuestras propias, si nosotros ganamos 1€ ellos se llevan 150 €. El intentar transformar eso se llama LUCHA DE CLASES.

 

LA CONCIENCIA DE CLASE, los trabajadores tenemos que ser conscientes que formamos una clase social, la explotada por el capital. La que se nos saca un beneficio para que otros se enriquezcan. La clase social que sus hijos no tienen futuro nada más que depender de su trabajo y de su sueldo. Y esa clase unida y defendiendo unos intereses colectivos es capaz de transformar las relaciones económicas, sociales, culturales y políticas de un país y del mundo entero. Ser conscientes de eso, se le llama conciencia de clase.

 

 

COMPROMISO Y SOLIDARIDAD. La asistencia a asambleas informativas y participativas, a reuniones de organización, a eventos obreros, la participación en huelgas, debe significar para los trabajadores un compromiso con su propia dignidad. Hoy es muy frecuente la escusa de “…no he podido…”, eso es el reflejo del desclase de los trabajadores. Asistir debe ser un deber, NO “…no he podido…”. Participar y organizarse es un deber. El acudir ante el problema del compañero o la compañera que son atacados por la empresa, que tienen problemas, esa es la única forma de mantenernos en pie LA SOLIDARIDAD.

 

Y por último EL QUE SE VENDE LA PAGA, los que se venden, no pueden ser representantes de los trabajadores, tienen que sentir el repudio de su clase, de sus compañeros, de la clase trabajadora en general, tienen que ver como se les hecha las espaldas. Aquí no todo vale. Las luchas tienen que ser sinceras no para instrumentalizar a los trabajadores.

 

En definitiva cualquier cambio social o político se tiene que hacer con los trabajadores, con su participación activa, con su movilización. Lo demás se queda en el chiste del parlamento burgués. El Movimiento Obrero de Clase es la pieza, la única pieza fundamental para el cambio y la transformación social y está por hacer.

 

¡VIVA LA CLASE TRABAJADORA!

¡VIVA EL SINDICALISMO DE CLASE!

¡VIVA ABRIR CAMINOS HACIA EL CAMBIO SOCIAL!

¡VIVA EL 1º DE MAYO DIA DE LUCHA DE LA CLASE OBRERA!

¡ABAJO LOS TRAIDORES!

 

COORDINADORA DE TRABAJADORES DE ANDALUCÍA

CTA CÓRDOBA: Tfno.: 687 48 53 48                               CTA CÁDIZ: Tfno. 635 62 20 76

CTA PALMA DEL RÍO: Tfno. 626 76 86 74