C.T.A. se opone a la contratación de una empresa para la gestión municipal de la recaudación

En el mes de junio el Ayuntamiento a título informativo trajo una empresa privada llamada Gestión Tributaria Territorial, para la presentación de una aplicación informática para la gestión de los tributos municipales. A dicha presentación llevaron a trabajadores/as y técnicos de varios departamentos de la Hacienda Municipal y del Centro de Proceso de Datos. Este Sindicato tiene conocimiento de que la recaudación en voluntaria es superior al 90%, de las más altas del Estado Español y en ejecutiva en el porcentaje que queda sin recaudar está metida la deuda de la multa del Sr. Rafael Gómez, o de sus empresas. Según nos informan, efectivamente, la aplicación informática propia municipal que está usando el Ayuntamiento además de estar obsoleta es mejorable. Y en ello estaban trabajando los técnicos del Centro de Proceso de Datos hasta el mes de febrero, cuando recibieron la orden de abandonar dicho trabajo, de hecho el trabajo está muy avanzado, quedándole unos 4 meses para ser finalizado. Una aplicación que conectaba los servicios municipales recaudatorios con el departamento de Tráfico de la administración central, con la Agencia Tributaría y que tiene un concepto integral de lo que es el trabajo de la hacienda municipal. Sin embargo, eso quedo paralizado. Debido al desmantelamiento que en los últimos años viene sufriendo el Centro de Proceso de Datos del Ayuntamiento de Córdoba, verdadero cerebro de la ciudad y por supuesto del Ayuntamiento, donde apenas se cuenta con una decena de trabajadores/as informáticos (decir que en ciudades como Bilbao, similares a la nuestra, cuenta con 78 trabajadores informáticos). Podemos decir que es cierto que la elaboración de dicha aplicación estaba siendo apoyada por una empresa privada. Esto es debido a los impedimentos que desde todos lados se están poniendo en este Ayuntamiento para contratar personal directamente, pero estaba siendo dirigida por los técnicos municipales y además de ello, iba a ser de propiedad municipal. La continuidad de esos trabajos fue licitada y adjudicada de nuevo. Sin embargo esta licitación fue de nuevo paralizada y declarada desierta por un presunto error material de la administración. Ni que decir, tiene que ese trabajo va a ser tirado directamente a la basura, un trabajo de más de 8 meses. Lo que ahora se pretende es sacar un pliego de condiciones para que la gestión municipal recaudatoria dependa de una aplicación informática externa privada, y ahí es donde surge la duda a muchos trabajadores/as y a este Sindicato. Si la aplicación informática la va a adquirir el Ayuntamiento y el servicio lo va a seguir prestando el Ayuntamiento nos parecería bien. Pero si el hecho va a ser que la gestión tributaria se le va a adjudicar a una empresa por 1,4 millones de euros y después al mantenimiento anual se le pone un canon de 180.000 euros estamos hablando de cosas distintas.