EL MODELO SINDICAL  (III CONGRESO REGIONAL DE C.T.A)

C.T.A. somos una formación sindical que llevamos desde el año 1986, actuando en la vida sindical, social y política fundamentalmente de Córdoba y también en otros ámbitos territoriales de Andalucía, son 26 años de historia de esfuerzo y de lucha continuados, en defensa de los intereses de los trabajadores y siempre con el proyecto de transformar económica, política y socialmente la sociedad actual.

C.T.A. debe en este Congreso dejar clara y por escrito cuales son los principios que impulsan en su existencia y en su forma de vivir el día a día y para que quede claro a todos aquellos que reinventan el modelo sindical cada veinte minutos. Debemos de tener definidos perfectamente cuales son esos principios y su forma de aplicarlos.

Estas características y principios son:

C.T.A. tiene como objetivo en todas sus actuaciones el realizar una transformación de la sociedad económica, política y social, como hemos dicho anteriormente y para ello su proyecto político es transformar el actual estado en una república de los trabajadores, donde se invierta el actual desorden económico, donde los seres humanos estemos protegidos desde el trabajo, la educación, la salud, donde se socialice la riqueza y donde se tenga capacidad productiva. Pensamos en un mundo nuevo y no nos resignamos a que generaciones futuras vivan en un mundo como el actual, que unos necesitan trabajar para poder sobrevivir y otros viven para enriquecerse a consta de los demás.

C.T.A. es ANTICAPITALISTA porque el tipo de economía capitalista hace que miles de millones de seres humanos vivamos con sufrimientos innecesarios en nuestras vidas.

C.T.A. cree en la LUCCHA DE CLASES, porque es el método que sirve para que los trabajadores tomen conciencia de su existencia colectiva y de sus interés colectivos contrapuestos colectivamente a los del capital, no valen buenos convenios regalados, valen los convenios colectivos que en sí arrancan derechos para los trabajadores y que tienden a transformar las relaciones laborales y con ellas el desorden social que impone la patronal.

La LUCHA DE CLASES es coosustancial a nuestra existencia como organización y por ello renunciamos del pacto social, pacto que no sirve para nada más que la patronal reivindique y firme el retroceso en las condiciones de vida de los trabajadores y las trabajadoras.

C.T.A. debe ser SOLIDARIA. En ello nos va nuestra fuerza, si somos solidarios si sabemos dar una respuesta no sólo por lo que nos pase a nosotros en primera persona, si nos importa lo que le ocurra al compañero, si somos conscientes de que los despidos que se hacen en la empresa de al lado, mañana pueden ser para nosotros. Con la solidaridad tejemos lazos y vínculos entre los trabajadores que garantizan nuestra propia seguridad en todos los aspectos de la vida.

C.T.A. es ANTICORPORATIVISTA. El corporativismo es aquel que cree que el sólo hecho de pertenecer a una profesión, empresa o ámbito territorial, tiene el derecho a preservar sus propios intereses por lo alto del resto del mundo. Suele ocurrir mucho en las bases de los grandes sindicatos que se autodenominan de clase, no les importa llevar en una empresa una actuación sindical y en otra distinta y si los intereses entre los trabajadores de dos empresas o de una misma empresa están vinculados entre sí como siempre lo están, a ellos no les importa romperlo, en beneficio de unos pocos. Por eso en su estructura organizativa le da la capacidad de tomar las decisiones generales al territorio y no al sector productivo.

C.T.A. NO ES INSTITUCIONALISTA. .No tiene como objetivo ostentar la representación de los trabajadores en las instituciones. C.T.A. es un sindicato para luchar. Y los medios que le da la ley los aprovecha, en cuanto a medios de horas sindicales y el tipo de representación de los trabajadores. Pero el objetivo de C.T.A. no está en participar en las instituciones.

C.T.A. debe de tener un CODIGO DE ETICA. Los representantes de los trabajadores que se presenten por C.T.A. en las empresas deben de saber claramente, que la utilización del crédito horario sindical es para trabajar para los trabajadores en el Sindicato o en el tajo y que debe ser motivo de expulsión el mal uso del crédito horario, como así se propondrá en los estatutos. Así mismo, los representantes de C.T.A. tienen la obligación de defender los intereses de los trabajadores y si tienen alguna incompatibilidad con el ejercicio de esa responsabilidad deben de comunicárselo a la dirección y apartarse de la representación.

C.T.A. es democrática y colectivista, puesto que sus decisiones las toma de forma colegiada y acuerdo de la mayoría.

C.T.A. es INTERNACIONALISTA. Los intereses de los trabajadores están vinculados a esquemas de producción y de explotación de los productores o de los servicios impuestos por el capitalismo, esos esquemas traspasan las fronteras y los trabajadores de distintos países tenemos que estar vinculados con objeto de tener una visión del conjunto de los movimientos del capital, por eso es fundamental la solidaridad internacional de los trabajadores. Nosotros en España tenemos constancia de esa fraternal solidaridad internacional cuando del lado de los trabajadores las brigadas internacionales apoyaron las posiciones republicanas en la Guerra Civil.

C.T.A. está por LA RECONSTRUCCIÓN DEL MOVIMIENTO OBRERO DE CLASE EN ESPAÑA.( ver aquí) Nos parece fundamental impulsar una Confederación sindical en el Estado Español, que de una vez se ponga a la altura de las circunstancias y que forme un eje de masas con ideología obrera que se convierta en el motor de la clase trabajadora en este País con capacidad para transformar la realidad. Capaz de organizar la lucha de clases y hacer que la patronal retroceda en la correlación de fuerzas. C.T.A. apoyara siempre que se cumplan los requisitos para que sea un sindicalismo de clase y revolucionario la construcción de la Confederación de Sindicatos de Clase.

C.T.A. tiene un componente socio político, porque evidentemente no es neutral en la lucha política. C.T.A. admite en su seno todas las corrientes políticas de la izquierda española, si bien no trabajará para ninguna en concreto. Trabajará con aquellas que llegue a acuerdos en actos concretos, o en campañas concretas pero no será correa de transmisión de ningún partido político. C.T.A. admite la pluralidad política pero este Sindicato representa un punto de encuentro en objetivos y en luchas no un lugar de competición política. Sus afiliados, sus responsables habrán de ser respetuosos con los compañeros de las distintas tendencias y evitarán el enfrentamiento irrespetuoso.

C.T.A. es independiente del Estado y la Patronal. C.T.A. no puede tener ningún compromiso que la vincule al Estado en la opción de gobierno, puesto que es una organización obrera de carácter económico, en el ejercicio de sus objetivos en todo momento será independiente del Estado y la Patronal.