No están legitimados

 

            Los próximos días 12 y 15 de diciembre U.G.T. y CC.OO. han anunciado que van a convocar manifestaciones y actos de protesta. El día 12 en las capitales de provincia, y el 15 una manifestación a nivel nacional. Parece ser que el motivo de dichas “movilizaciones” va ser apoyar su papel en la mesa de concertación nacional. Donde también estarán Patronal y Gobierno.

            Lo que van a defender en esa mesa, si es que defienden algo que les interese a los trabajadores y trabajadoras del estado español, de momento lo desconocemos, aunque por la trayectoria seguida por estos sindicatos, nos tememos que no sean precisamente los intereses de la clase obrera.

            C.T.A,  en sus 30 años de existencia, siempre ha defendido la movilización como herramienta fundamental de los trabajadores para el avance social, y la lucha de clases como método de impulsar la posición de los intereses de clase frente a los intereses de la clase capitalista, y así seguimos pensando. Pero creemos que esto es una cosa y otra es colaborar con los Sindicatos que están defendiendo los intereses de la gran Patronal y que colaboran con ésta en detrimento de los intereses de los trabajadores y hasta aquí hemos llegado.

            Son muchos los antecedentes de las actuaciones de estos Sindicatos y los escándalos que han ofrecido a la sociedad. Las PSV, cooperativa de viviendas, donde U.G.T. dejó colgados a miles de trabajadores, los famosos cursos ( que en realidad han intentado suplir a la formación reglada) y que les ha servido como fuente de financiación, el cobro a la patronal por la aceptación de EREs, las tarjetas de Bankia, son cuestiones que se evaden rápidamente de la memoria reciente de los trabajadores, o incluso que nos aclimatamos a convivir con ellas y no les damos importancia. Por supuesto en todo este caminar acompañados por la Patronal.

            Las subvenciones que reciben de la Patronal y de los distintos gobiernos locales, autonómicos y estatal ( la Patronal también las recibe y nada dicen de ellas los famosos contertulios de las televisiones, radios y colaboradores de los periódicos).

            Pero existen cinco cuestiones que son fundamentales, recientes y de fundamentación en el quehacer sindical de estos supuestos “sindicatos”:

a)   La utilización sectaria y perversa que con dinero público hacen de los cursos, que exigen la afiliación en muchas empresas y administraciones para que los trabajadores y trabajadoras puedan acceder a ellos.

b)   El papel que ante las administraciones y las empresas que trabajan para estas están haciendo, desplegando la misma acción sindical que llevaba a cabo el Sindicato Vertical del Franquismo, quién esté con ellos tienen más facilidad para entrar en las administraciones públicas y en esas empresas, favoreciendo el clientelismo político.

c)   La alienación y desmovilización que ejercen sobre los trabajadores para que acepten en la negociación colectiva las pretensiones de la Patronal que se concretan en: convenios a nivel estatal de verdadera explotación de los trabajadores y trabajadoras. Privatización de las administraciones públicas y segregación de la actividad de la mediana y gran empresa, dejando la actividad en subcontratas que imponen la inestabilidad en el empleo y bajos salarios. Y decimos que en esto son colaboradores necesarios U.G.T. y CC.OO.

d)   La firma del II Acuerdo Interconfederal para la Negociación Colectiva y el Empleo. Como siempre un nombre eufemístico, para tapar el verdadero contenido del mismo, firmado el día 25 de enero del 2012 y donde firman toda la contrarreforma laboral del Partido Popular, salvo el tema de la causalidad en el despido. Acuerdo con la Patronal y no con el Gobierno que días más tarde el 12 de febrero decretó el Gobierno de Rajoy, y que tanto daño, ha hecho en el bolsillo y en el empleo a la clase trabajadora. contrarreforma que ha implantado el terror en el despido.

e)   La firma de la contrarreforma de las pensiones de Zapatero, que significará al final del proceso una bajada de un 20%: Subida de la edad de jubilación legal a los 67 años. Y el cálculo de la pensión lo pasan de los últimos 15 años a los últimos 25. Y ojo que la Patronal y el Gobierno pretenden aplicar de forma inmediata que el cálculo se efectúe sobre toda la vida laboral, lo que significaría una bajada muy importante. Lo peor es que U.G.T. y CC.OO.  acababan de convocar una huelga general en el 2010 el 27 de septiembre. Esa huelga que sólo sirvió para dotar de  legitimidad a estos Sindicatos para firmar esta contrarreforma de las jubilaciones. Pero es que la contrarreforma de Rajoy respecto del factor de sostenibilidad se pierde un poder un 15% del poder adquisitivo de las nuevas pensiones. En total aproximadamente un 35%. Por eso están haciendo compatible el cobro de la pensión por jubilación con continuar trabajando. Porque prevén que con las pensiones del futuro los pensionistas no podrán subsistir.

U.G.T. y CC.OO. han estado desaparecidos desde hace cinco años que comenzó la primera legislatura de Rajoy. No así algunos de sus militantes que están pagando con cárcel las últimas huelgas generales, que por cierto Toxo anuncio que era “una gran putada, convocar la huelga”.

La necesidad es la que ha hecho salir a la gente a la calle, fundamentalmente en las grandes ciudades, ha abierto un nuevo espacio en la lucha. Convocados los ciudadanos por el 15 M, provoca una nueva articulación política del País, desembocando en la formación de un partido político PODEMOS que pretende recoger ese espacio político. Pero esta formación hoy se debate entre la transversalidad, es decir, el interclasismo, y la movilización de clase. Si finalmente se deja caer en el parlamentarismo burgués y abandona la profundización de sus raíces en la clase trabajadora y la movilización de clase, volvemos a empezar, estaríamos donde estábamos. En este contexto, U.G.T. y CC.OO. si que han abandonado, desde hace bastante tiempo, por completo su compromiso de clase y social, para instalarse en el dudoso papel de representar a los trabajadores en las instituciones y llevarlos por las sendas que le son marcadas por los monopolios. Ahora que se recomponen los viejos vientos, con la colaboración incondicional de la dirección actual del PSOE, pretenden levantar vuelo. Pero no se le puede encargar al que hecha tachuelas y puntillas para pinchar la bicicleta que tenga un taller de reparación de pinchazos.

A la Patronal se le hinchan las venas defendiendo en las empresas y en todos los rincones del estado español que la representación que quieren para los trabajadores sea la ostentada por  CC.OO. y U.G.T.

            Los trabajadores y trabajadoras del estado español tenemos que ser conscientes de todos estos hechos y de algunos más, como que cuando acaban las movilizaciones, acaban las explicaciones de estos dos Sindicatos, o cuando, después de pactar las cúpulas con el gobierno del capital las "contrarreformas" laborales y de pensiones, llaman a los perjudicados a movilizaciones en contra de lo que ellos mismos han firmando. No cabe mayor cinismo y corrupción.

            En realidad, estos Sindicatos hace décadas que cambiaron de trinchera y su actuación  profundamente antidemocrática en el seno de las empresas, ha pasado a través de los años, de estar por la defensa de los intereses de los trabajadores (aunque nunca estuvieron cómodos ahí) a ser firmes defensores de los intereses de la Banca, los especuladores y la gran Patronal. Y por supuesto han sido unos títeres del P.S.O.E.,- cuando no-, como el caso del Sr. Fidalgo, descaradamente del P.P.

            Por eso C.T.A. cree en la movilización y antes de la movilización en la organización de la Clase Trabajadora, pero cuando movilizarnos tenemos que saber para qué y hacia dónde vamos.

 

NO TE DEJES MANEJAR, ORGANIZATE Y LUCHA